La Nube

La educación, un sector en el que la tecnología representa 4,2% del presupuesto

Edge Computing es una de las tecnologías que permite incorporar sistemas de monitoreo para conocer el avance académico de cada estudiante.


Las instituciones educativas precisan de tecnología moderna para enfrentar los retos de su entorno y, a su vez, proporcionar experiencias enriquecedoras y entretenidas en torno al aprendizaje. El cambio a tableros inteligentes y el uso de aplicaciones especializadas para la educación, entre otros, requieren de la inversión de al menos el 4,2% del presupuesto anual de las instituciones en el sector educativo de Estados Unidos.

Uno de los principales motivos que mueven a las instituciones de educación básica y superior a implementar diversas tecnologías es que los estudiantes de todas las etapas de la formación requieren acceso a tecnología moderna para ayudarlos a prepararse para el mercado laboral competitivo y centrado en lo digital.

Es por eso que tanto colegios como las universidades le apuestan a diversas tecnologías que enriquezcan su labor. Sin embargo, la naturaleza de cómo se están realizando las inversiones en tecnología está cambiando, por ejemplo, la computación se está descentralizando y ahora se está acercando a la fuente donde se genera la data. Esto es conocido como Edge Computing, una solución que permite que los datos sean procesados en el mismo lugar donde se originan, lo que asegura un mejor desempeño de los dispositivos y una baja latencia.

Esta tecnología en la educación también permite el ajuste del tráfico de red, colabora con la mejora de la experiencia del personal y los estudiantes, y posibilita que se mantengan siempre en operación las herramientas tecnológicas con las que cuenta la institución educativa. Por ejemplo, cuando los estudiantes están fuera de clase cuentan con accesos externos a librerías digitales y portales de aplicación brindados por las instituciones educativas, esto es posible ya que la solución de computación localizada (Edge Computing) asegurará la efectividad de operación de estas iniciativas tecnológicas.

A su vez, con Edge Computing, los colegios y universidades pueden incorporar sistemas de realidad virtual o aumentada, evitando cualquier corte inoportuno o retraso que minimice el realismo del sistema. “Los colegios pueden ser capaces de incorporar sistemas de cámaras o sensores con los que pueden monitorear el avance académico de los niños, debido al ancho de banda que brinda una solución de Edge Computing”, señaló Luis Cuevas, director de Secure Power de Schneider Electric,

Las soluciones de Edge Computing pueden variar en diseño, complejidad y tamaño. Por ello, en esencia, se conforman de un rack, una PDU (unidad de distribución energética), un data center y una UPS. “En Schneider Electric brindamos soluciones de micro datacenters como los de la serie SX y CX o podemos configurarlas a la medida en LEC. Estas soluciones incluyen energía estabilizada con autonomía, equipos de monitoreo y gestión, control de acceso y mecanismos de ventilación adecuados. Además, estas se complementarán con los equipos de TI necesarios (servidores, switches, routers, etc.) brindándoles el acondicionamiento necesario para el procesamiento de la información”, explicó Cuevas.

Gracias a los micro datacenters, universidades y colegios pueden gestionar adecuadamente el acceso a los portales académicos virtuales en horas pico. “Si los centros educativos mantuviesen los datos locales dentro de sus campus, en lugar de enviarlos a un proveedor remoto, eso aumentaría la confianza de la seguridad de la información. Por otro lado, las instituciones educativas que pretendan tener el control total de su micro datacenter, asegurando su permanente disponibilidad y gestionando sus mantenimientos programados, optarán por una solución de Edge Computing”, concluyó Cuevas.

About the author

Katherine Garzón

Add Comment

Click here to post a comment