Canal Informático Revistas Soluciones de Consumo

Octubre dejó un aumento del 25,3% en ventas de comercio electrónico frente al año anterior

Aunque la crisis que ha generado el Covid-19 a nivel mundial impactó diferentes sectores económicos, el comercio electrónico ha entrado en una época bastante positiva que empieza a marcar la tendencia de esta industria para 2021.

El comercio electrónico se ha convertido en el sistema más seguro y rápido para adquirir diferentes productos durante la pandemia. Teniendo en cuenta que latinoamérica no es considerada la región más adelantada frente a este modelo comercial, Colombia si es uno de los países que más ha avanzado en este tema y el cual, a raíz de la situación que ha enfrentado el país este año, a depositado mayor confianza al aventurarse a cambiar la forma de hacer compras, dándole el visto bueno a la digitalización de este modelo.

Aunque al inicio de la pandemia las cifras no eran del todo positivas, está claro que la sociedad debió ajustarse a las circunstancias y darle la oportunidad a la transformación que trae consigo el comercio electrónico. Muestra de esto es que, por ejemplo, el número de transacciones aumentaron de manera significativa durante lo corrido del año; para el mes de agosto, el crecimiento en el número de trasacciones fue del 80% frente al mismo mes del 2019.

De igual forma, a octubre de 2020, las ventas de comercio electrónico aumentaron un 25,3% frente al año anterior; “esto es una buena noticia pues es un indicador de cómo se ha afianzado el uso de los medios electrónicos para hacer compras y transacciones. Con el tiempo los colombianos han sentido más confianza y le han perdido el miedo, de manera paulatina, a usar canales electrónicos en su día a día” afirmó Lorenzo Villegas Carrasquilla, socio de CMS Rodríguez-Azuero.

Aunque el comercio electrónico se ha visto bastante favorecido por la pandemia, no se deben dejar de lado los retos que su implementación trae como, por ejemplo, la necesidad de contar con un modelo de servicio propio del mundo digital que cumpla con las buenas prácticas de la vieja escuela en términos de cercanía, facilidad y acompañamiento, junto con la mejora en los procesos que incluyen a los medios de pagos y a las dinámicas de logística; traduciendose esto en la obligación de prestar un servicio y brindar una experiencia desde la confianza y el cumplimiento.

Es posible que el uso y la confianza en el comercio electrónico se siga construyendo en nuestro país, durante los próximos años, tal vez de una manera más pausada, teniendo en cuenta que la situación de la pandemia no tiene un final cercano pero y el mundo off line se ha ido reactivando. Esto trae retos para los actores que participan en este canal y también para el Estado, pues se debe seguir construyendo un equilibrio entre el desarrollo tecnológico y la protección de las partes intervinientes mediante normas y otras herramientas de regulación.

Por lo pronto se espera que la nueva jornada de día sin IVA, al igual que el inicio de la temporada navideña impulsen sustancialmente las ventas para el comercio. Según la CCCE, probablemente esta temporada hará que el crecimiento del comercio electrónico cierre el año con un aumento del 20%. Sin embargo, “es importante tener en cuenta que, para 2021, tal vez el auge de este sistema comercial no disminuya pero tampoco siga aumentando de la manera exponencial que lo ha hecho este año. Todavía existe incertidumbre en los mercados y eso puede impactar su crecimiento” concluyó Villegas.

About the author

Katherine Garzón

Add Comment

Click here to post a comment