Gestión

“Autobús de la salud” diseñado para mantener seguro al público

Este sistema de control multipropósito se usa para alertar al conductor de cualquier pasajero con fiebre que aborde el autobús, así como para detectar automáticamente si están utilizando un tapabocas.

A pesar de la disminución de nuevos casos de Coronavirus en toda China, Shanghai Sunwin Bus Corporation no asume ningún riesgo. A partir de marzo de 2020 comenzó a desplegar el “autobús de la salud”, una solución de tecnología integrada especialmente diseñada para reducir el riesgo de infección y hacer que el transporte público sea más seguro.

“A medida que parte de China vuelve al trabajo, el transporte público urbano ha experimentado un aumento en el número de pasajeros. Este aumento marca al transporte público como la “nueva frontera” en la lucha para contener la propagación del virus”, afirmó WeiFeng Kan, ingeniero jefe de Sunwin.

“Al hacer hincapié en el uso de soluciones técnicas innovadoras para crear valor social, la compañía está dedicada a mantener la seguridad pública. A través de la utilización de reconocimiento facial, lectura inteligente de la temperatura corporal, iluminación UV y un sistema automático de detección de gases, hemos lanzado la solución “autobús de la salud” para garantizar la seguridad de los pasajeros de un modo no invasivo”, agregó.

La primera mejora que notarán los pasajeros es la cámara de reconocimiento facial e imagen térmica infrarroja integrada por IA instalada junto a la máquina de control de boletos. Este sistema de control multipropósito se usa para alertar al conductor de cualquier pasajero con fiebre que aborde el autobús, así como para detectar automáticamente si están utilizando un tapabocas. Como el proceso de control es totalmente automático y no existe contacto alguno, no se ve comprometido en los momentos de mayor congestión durante las horas punta y no enlentece la operación normal de la red de autobuses.

Una mejora de seguridad adicional la constituye el uso de iluminación UV dentro de los ductos de aire con el propósito de esterilizar y matar al virus de modo efectivo. Se ha comprobado que alcanza los 20 mJ destruye hasta el 99% del material genético (ADN o ARN) de los microorganismos, bacterias y virus menores de 253,7 nm, haciendo que no puedan replicarse y eliminando así la fuente de infección. Combinado con un sistema de filtración de aire mejorado, esto permite que todo el autobús sea esterilizado por completo en un lapso de 20 minutos. Mediante el uso regular de iluminación UV y una mejor filtración del aire, los autobuses de la salud garantizan que incluso en el improbable caso de que una persona infectada suba a bordo, el riesgo de infección para los demás pasajeros se verá significativamente reducido.

Asimismo, esta mejora también se presenta en la forma de un sistema automático de detección de sustancias inflamables y explosivos. Ubicado entre la puerta delantera y la trasera, este sistema de detección inteligente alerta automáticamente al conductor y a las autoridades de la policía local acerca de cualquier objeto potencialmente combustible a bordo.

Con la estrategia de avanzar en pos de un futuro de movilidad automatizada, compartida y conectada sobre una plataforma electrificada, esta tecnología apunta a desarrollar una vida urbana más brillante otorgando una enorme prioridad a la salud pública, al mismo tiempo que se compromete con los avances tecnológicos para el transporte público.

About the author

Katherine Garzón

Add Comment

Click here to post a comment