Gestión

Eficiencia Energética en los hogares colombianos

El consumo amplificado de energía, la urbanización y la intensificación de la actividad humana ha traído grandes consecuencias al planeta, una de ellas ha sido el cambio climático.


 
En marzo el mundo celebra el día de la eficiencia energética, un término del que se habla mucho, pero que muchas veces es confundido o asociado a la implementación o generación de sistemas de energías renovables, sin embargo, está enfocada en buscar una mejor administración de los recursos energéticos. Esta ocasión es un buen momento para preguntarse ¿Qué medidas se están tomando en los hogares para disminuir y administrar de manera eficiente el consumo energético?

Muchas veces las personas no son conscientes que desde casa también se puede hacer la diferencia. Por esta razón, Schneider brinda algunos consejos para generar eficiencia energética desde el hogar:
 
Utilizar sólo lo que se necesita
La primera regla para ahorrar energía es muy sencilla, sin embargo, a veces dejar las luces encendidas todo el día debido a un descuido o porque simplemente se pasa por alto la importancia de apagarlas. ¿Imagine los ahorros que se podrían generar si todos hicieran un uso más consciente de esto?

Una opción para evitar un desperdicio de energía son los sensores de movimiento. Estos permiten que las luces se activen cuando detectan a alguien en determinados espacios del hogar, por lo que su encendido o apagado brinda total practicidad, evitando gastos innecesarios. Estos dispositivos generaran un ahorro de energía que va del 5 al 10%, cifra que se verá reflejada en la factura mensual y en el impacto medioambiental.
 
Revisar aparatos y red eléctrica
Es importante asegurarse que los electrodomésticos y los dispositivos electrónicos se encuentren en buen estado, lo mismo el cableado y la red eléctrica a la que están conectados, por lo que se recomienda efectuar una revisión general, al menos cada cinco años. Si los equipos o instalaciones tienen más de 15 años, se debe programar una verificación de su estado a la menor brevedad en cuanto no están dotados con tecnología ahorradora y por ende consumen más energía. Eso sin mencionar los riesgos de un accidente eléctrico debido a fallas internas.

Si va a cambiar o comprar algún nuevo aparato, es necesario verificar que cuente con certificaciones de ahorro energético. Por ejemplo, reemplazar las estufas eléctricas por las de gas, va a generar un ahorro considerable, ya que sus sistemas consumen más energía y no cumplen con las normas de eficiencia energética actualizadas.
 
Desconectar lo que no esté en uso
Aunque los dispositivos o electrodomésticos no estén funcionando y se encuentren en modo ‘stand by’, el hecho de que estén conectados hace que sigan gastando una cantidad pequeña de energía que, a la larga, puede hacer una diferencia en el consumo de su hogar y el planeta. Para evitar este consumo fantasma, desconecte los aparatos que no utilice, o bien manténgalos conectados a una regleta multicontactos y déjela apagada cuando no use todos los aparatos conectados en esta.

Implementar el uso de bombillas LED en casa
Si aún utiliza bombillos tradicionales, no dude en cambiarlos. Las lámparas LED son una opción ya que reducen el consumo energético hasta un 70%.

Uso razonable del consumo de energía
Haga un uso razonable de los electrodomésticos. Por ejemplo, cuando lave la ropa hágalo con cargas llenas, no con pocas prendas. Esto va a permitir que el consumo no sea tan constante y sea eficiente.

About the author

Katherine Garzón

Add Comment

Click here to post a comment