Gestión

Adaptarse, progresar y prosperar durante la cuarentena

¿Te cuesta trabajo cambiar hábitos? ¿Tienes proyectos abandonados por falta de tiempo? ¿A pesar de la cuarentena no has retomado dichos proyectos?


Desde hace poco más de tres años, un grupo de personas de todo el mundo se está reuniendo virtualmente, utilizando las mismas herramientas que han cambiado positivamente las vidas de millones de alcohólicos anónimos en el mundo, pero adaptadas para salir de la zona de confort, adaptarse, crecer, progresar y prosperar.

Si pensamos en los planes que estábamos haciendo hace dos meses, la gran mayoría de nosotros está de acuerdo en que la cuarentena, el trabajo en casa, el desempleo, tener el negocio cerrado o a los hijos en casa no estaba en nuestros planes.

Esta es una realidad que nos arrolló como un tren a toda velocidad. Nos sacó de nuestra Zona de Confort. Zona de Confort es como se llama en psicología a lo que hacemos habitualmente, ya sea que nos sintamos cómodos allí o no.

Según Eloy Buendía, autor del libro DiverCrecer y miembro del programa con el mismo nombre, salir de la zona de confort produce ansiedad y deseos de volver a la zona de confort, de la misma manera como para cualquier adicto, alejarse del objeto de su adicción le genera ansiedad y deseos de volver a consumir.

Por esta razón han tenido tanto éxito al aplicar las herramientas para recuperarse de las adicciones en un programa original y gratuito que ayuda a quien lo practica, a luchar por alcanzar sus sueños.  Así nació esta comunidad disponible para todo el que quiera unirse desde su casa. Tiene reuniones vía Skype, WhatsApp, Foros en Internet, en donde las personas comparten su experiencia, fortaleza y esperanza, y refuerzan y se apoyan en su propósito día a día.

Según el testimonio del autor del libro DiverCrecer: “Después de estar escondido debajo de la cama durante mucho tiempo, ahora escribo mirando al mar Mediterráneo y sintiendo la libertad de no ser prisionero de mis miedos, esperando que mi historia pueda ayudar a que otros no pasen por lo mismo.

El último año he aprendido a hacer la pasta más deliciosa del mundo, he aprendido italiano, comencé a aprender árabe, bajé 17 Kg de peso, he hecho ejercicio casi a diario, he ido a la playa en bicicleta cada semana, terminé de escribir mi libro, he conocido más países que durante los quince años anteriores, disfruto cada segundo con mi familia, pero lo más importante de todo: SOY FELIZ”

About the author

Katherine Garzón

Add Comment

Click here to post a comment